miércoles, 6 de abril de 2016

Luz

Cuando siento ese pánico en mi cabeza frente a cosas de gran tamaño, de colores perturbantes y que me vulnerabilizan, siento como si una leve esquizofrenia me tomara por la cintura y comenzara a lamer mi cuello despacio contra mi voluntad.Cuando imagino la muerte de mi madre todas las noches ensayando una reacción inteligente para que no me sorprenda desprevenida, el desorden mental termina por asfixiarme.Luego me imagino sola, sola en el mundo como cuando nobita le pidio a doraemon que hiciera desaparecer a todos.Caminando por las calles vacías mientras mis perturbantes canciones caen desde el cielo como sonidos apocalípticos que buscan morder mis tímpanos en venganza de haber abandonado mis sueños.Un maremoto de vomito impactando los edificios de mi amor propio.Luego mis hermanos intentando encerrarme igual que a mi mamá y yo muriendo electrocutada por no saber encontrar el cable a tierra.
El miedo crónico es menos nocivo que un cáncer. La sobriedad hace que la locura sea tan malditamente incomoda...Solo me queda dormir e imaginar que estoy a salvo.Se que la psicosis levantara mis parpados a mitad de la madrugada porque querrá ver si alguien la observa.

Bien, acabo de encontrar la excusa perfecta para necesitar la lucidez de tus enormes manos sobre mi rostro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.