sábado, 19 de septiembre de 2015

La sinceridad mató al gato.

Ya se cumplirán dos años de que partiste, y aun sigo soñando contigo cuando me acuesto con el corazón en la boca.



viernes, 18 de septiembre de 2015

Fiebre

El alcohol libera de su prision una mujer escondida bajo una manta verde limón o atrapada en la ultima dimension del reflejo entre dos espejos.Lo hace con tanta poca sutileza que al terminar el efecto estupefaciente, quedo abatida, semi muerta, como un globo desinflado que de pronto ha perdido su capacidad de flotar, su brilloso color y su enorme tamaño.

Es confuso.A veces me incomoda estar inmiscuida entre ese mar de personas desamparadas, risueñas e inquietas.

Me pregunto si es que acaso tengo mejores lugares en los que estar y me respondo con un funebre "no lo sé".

Un lugar...quizas en la comodidad dulce de mi hogar, pero es que el insomnio no se disfruta tanto como pasarme de frío contemplando de vida adrealinica pasar ante y entre mis ojos.
Fantaseo con despertar por las mañanas sin ese dolor de cabeza monstruoso, en un precioso lugar verde...rodar por el pasto mientras el sol me cobija entre su atmósfera clara y tibia.Con el sonido acuático de los dedos creando pequeñas ondas en el agua quieta, el sonido de las gotas impactando contra la superficie.

Me respondo sola.Tengo la solución...solo que aun no quiero tomarla.

Me siento sola.Me asusta estarlo.Quedarme a solas con aquella persona egoísta que habita en mi y escucharla hablar sobre los laberintos de su cabeza...como me gustaría agarrarla del cabello y ahogarla hasta que quede morada.Perdón.

Dopada,puedo estar sola pero no me escucho ¿sabes?.El liquido le venda la boca y le corre el maquillaje de mujer fea que necesita editar su piel para no sentirse mas fea.Entonces todo es tan hermoso...de pronto puedo ser quien yo quiera sin esos miedos que me toman del brazo.Soy capaz de destruir, soy capaz de inventar, soy capaz de todo.

Habra alguna otra manera de conseguir ese estado sin aportillar mi salud que en estos momentos de fiebre que me carcome la cabeza? Ni siquiera tengo ganas de llorar...escribiría mas,escribiría mucho mas pero la amoxicilina me da sueño.

Moriría solo para dejar de escucharme, para dejar de escribirme, de leerme. Eres tan estupida, estas tan sola por egoista.Eres una mala persona, una actriz mentirosa que "hace como" y no "hace".
Moriría para dejar de escucharme...pero no soy tan egoista como para hacer que los demas dejen de hacerlo.

Mamá...si alguna vez pierdo ese amor al progimo y el egoismo me hace querer callar por completo, quiero que sepas que no hay nada que tus consomé de pollo no puedan arreglar.

Te amo.

lunes, 7 de septiembre de 2015

ceguera

Todo era mas fácil cuando lo único que sabía yo era que la luna me perseguía a las 8. Incluso,arriba de algún medio de transporte rápido,la luna entonces aumentaba su velocidad y me incomodaba con su luminosa presencia.

Cuando me enteré que en realidad la luna ni siquiera sabía de mi existencia, que supera extremadamente los limites de alcance y que jamas quiso perseguirme, que siempre se mantuvo en su lugar comencé a extrañarla.

Nunca quise descubrir que papá noel no existía y, peor aun, enterarme después que su simpática imagen era nada mas y nada menos que un invento comercial de una exquisita bebida cancerígena.
La navidad nunca mas fue lo mismo sin el, lo extraño.Lo vi desaparecer y dejar su amor en mi subconsciente al igual que bing bong, el amigo imaginario de Riley.

Después, vi desaparecer a Jesucristo y la protección espiritual que me brindó. Pero, gané menos miedo al peligro moral. No se que tan bien me hizo eso...no lo se.

Podía devorar carne de animal tranquila, sin la culpa.Y muchas, muchas omisiones que el mundo me ocultó para hacerme sentir mejor.

Poco queda de esa serenidad. Hoy siento culpa de todo.Siento un terror cósmico al saber con certeza que  no se puede escapar...De ninguna manera.El mundo no es lo que yo pensaba...me siento despertar de a poco, pero, no se que tan bueno sea eso. La vedad, me desespera lo poco en lo que puedo ayudar a que las cosas cambien. Solo me siento una maquina de información al exponer temas que me preocupan, pero, igual caigo presa a los brazos de los distintos mecanismos de esclavitud que me rodean y nos rodean.

.

Si pudiese evitar la invención de las redes sociales, devolvería mucho tiempo oportuno a mi reloj. Quizas donde estaría y quizás a cuanta gente no habría conocido.Pero ya se ha vuelto algo casi vital.
-Quizás ya tendria en mente una brillante idea para la presentación de "voz"-

Ahora solo me persigue la fugitiva sensación de que todos estamos haciendo las cosas de la manera equivocada, así, en silencio y de manos cruzadas.El egoísmo me tiene y nos tiene sumergidos en jugo de ciruela.

Y es a estas sensaciones a las que me refiero cuando digo que la educación y el saber nos hace infelices.Infelices, mas no dormidos o dopados con ignorancia fantasiosa que antiguamente me hacía sentir tranquila de ser un ser humano "superior e inteligente" y no el cáncer del planeta tierra.Las verdaderas bacterias.