miércoles, 15 de julio de 2015

aroma a nuevo

Eres como ese regalo enorme que espera ser abierto bajo el arbol de navidad.Yo ansiosa,lo observo callada sin que nadie se percate que la curiosidad me quiebra las uñas.Me acerco como para palpar y adivinar que hay dentro.Pero no puedo sacar ninguna conclusión.

Mi timidez y psicopatía anónima que me caracteriza en este tipo de situaciones hará que opte por dormirme antes de las 12 sin abrir nada.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.