jueves, 25 de junio de 2015

Nuevo queso.

Hoy no fui a la universidad.Como toda la escuela decidió irse a paro indefinido,me permití quedarme hoy en casa haciendo nada.Por la madrugada desperté asustada pensando que me había quedado dormida.La fuerza de la costumbre me desdobla la memoria como quiere y hasta me parece un poco aburrido estar en casa.Solo ahora por la tarde encontré entretencion por la ventana atrapando el aroma naranja de la tarde marchándose. Pero.Pero con eso ya es suficiente.
Estoy ansiosa de ir mañana,creo que la universidad se ha convertido en mi segundo hogar y que,si bien,extraño mis momentos de ocio,retomarlos me hace sentir un poco incomoda.

Mi vida ahora es distinta en todo sentido.

Extraño escribir aquí,siento que tengo mucho que contar,pero no tengo tiempo ni para preguntarme si estoy triste.Aun que siempre he pensado que la tristeza nace cuando no se tiene nada que hacer.Tengo muchas cosas que hacer...eso me mantiene a salvo de fantasmas que veo disminuir su tamaño a lo lejos,como quien avanza millas por la carretera mirando con nostalgia por la ventana trasera.Me refiero a amigos,costumbres,vicios,etc.
Ahora comprendo definitivamente lo que leí en el libro "quien se ha llevado mi queso" porque mi realidad ahora es distinta.Ni mejor ni peor,solo distinta...como todas las épocas de la vida y el miedo a lo desconocido no puede hacer que deje las cosas hasta la mitad.
Me asombra recordar lo triste que me sentía antes cuando veía cambiar mis amistades,las situaciones y me siento madurar cada vez que recuerdo cosas con cariño sin extrañarlas.No es que ahora las halla reemplazado,es solo que todo ha tomado su respectivo camino y es que hasta levantarme temprano me agrada,porque me marcho a hacer lo que tanto me gusta.

Uno nunca para de conocerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.