martes, 2 de junio de 2015

dar a luz

El teatro es un embarazo.En el proceso se tienen antojos de ideas que se van uniendo en eslabones.Mágicamente surgen historias a las cuales hay que darles vida...la idea es que crescan sanitas.Cuando ya esta todo casi listo solo falta esperar con ansias el momento del parto.Se encienden los focos,el nerviosismo y la ansiedad.Se hace el esfuerzo de que todo fluya sin esfuerzo y naturalmente.A diferencia de la maternidad humana,la maternidad teatral va disminuyendo en "dolor" hasta culminar con un suspiro difumido entre el sonido marítimo de los aplausos.Cuando la función ha terminado,el cuerpo se siente ligero pero la emoción no.

Quiero ser una buena a madre y si esto es un capricho disfrutarlo hasta el aborto,como todos los caprichos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.