viernes, 13 de marzo de 2015

Si el cielo tuviese mas colores,sería distinto.



Me siento una mala persona cuando encuentro estetica agradable en cosas destructivas.En el fuego,en la sangre,en los maquillajes corridos por lagrimas,etc.
Siempre me agrada demasiado que el cielo se torne naranjo en los atardeceres.
Sorpresivamente cuando algún lugar llega a su punto de ebullición y hierve en manos de esa suave mala suerte,se deja ver por el fantasmagórico humo oscuro la extinción física de algo.
Entonces,en la despedida sutil del sol con sus anaranjados brazos que los niños siempre suelen dibujarle...El techo se vuelve rosa,morado...Y a mi me inunda una sensación de agrado.
Incluso,esas cenizas anónimas que se dejan arrastrar por el viento,esconden una prejuiciosa hermosura.Me averguenza decir que todo esto me gusta porque ofendo el sufrimiento ajeno .
Como cuando reprimo las risas burlescas hacia ciegos o enfermos mentales.

¿Sera culpa de la catolica infancia que me hacía creer que había alguien en el cielo que podia oír mis pensamientos y que algo muy malo me sucedería si ese ser escuchara lo miserable que puedo llegar a ser?.

Carece de lógica,pero hasta el karma amenaza con venir a visitarme si me porto mal,Ya no se en quien confiar.

Lo cierto,es que para lo que algunos es una tragedia,para mi fue una hermosa tarde riendo con mi mamá en el patio enseñándole sacar fotografías con mi celular y la conciencia grata de que estos días son tan felices para mi como los primeros días de colegio.

Eso quería encontrar,creo que la fuerza de atraccion trajo al presente sensaciones olvidadas que pensé que nunca mas volverían por mi.Mis ganas de volver al pasado supieron concederme lo que realmente quería...sentirme así.ansiosa,estudiosa,descubriendo un mundo nuevo dentro de este universo.Y que el cielo cambiara de color.

La vida es así.Se que en algun momento el sufrimiento me tocará a mi de alguna u otra manera.Nadie sufre mas o menos que nadie.Todos tenemos los sufrimientos que necesitamos,los exactos,a nuestra medida,con la enseñanza que nos falta y a su debido tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.