lunes, 16 de febrero de 2015

Una pesadilla de la cual vale la pena despertar llorando.

No es que no tenga mi bolsita de amor propio.Se trata de que a veces esa bolsita se rompe en días como hoy.De hecho,estas sensaciones se precipitan con mayor intensidad cada vez que me impacta un día menos para entrar a la universidad.Tengo miedo.

El premio de consuelo es mi rostro,envuelto en papel de diario porque no había papel de regalo.
-"Al menos mis labios son gruesos y al pintarlos con labial carmesí,puedo dibujar una linda sonrisa perdida en una piel suave y blanca." - Me digo al oído,para no soltar lagrimas innecesarias.

Pero mi cuerpo es la sombra tenebrosa en la cual no se pueden reflejar siluetas con las manos.
.
Me sumerjo en la marea con ropa y todo.Es allí donde descubro la libertad que anhelo todo el tiempo.Mi estructura se vuelve ligera.Nado lejos dejando acariciar mis poros por esa humeda seda de transparentes olas bailarinas.Me siento pura.
Después de horas juguetando,comienza a rugir un mounstro que no me deja ser feliz pidiendo alimentarse con todo lo que hay en la despensa.Mi pureza se mancha con toda esa mierda en cosa de minutos.Vuelvo a limpiarme con mis estrategias sucias,tramposas que me liberan,como un truco bajo la manga que ya no sorprende a nadie.

La mentira lo hizo otra vez.

Y acabado el espectáculo,siento como aplausos ironicos el sonido de la cadena.
El espejo me devuelve el boomerang triste de mis ojos cansados,húmedos,la nariz ruborizada.Mi estomago y mi animo están igual de agotados y  por mis ojeras paso desapercibida en el cementerio.No camino,deambulo por la casa escuchando música con la cabeza en algún planeta no reconocido como tal en el sistema solar.
Me pongo a sospechar que a mi masoquismo le da cosquillas cada vez que me entierro en el baño.





Recuerdo con nostalgia el día en que me hiciste prometer que no lo haría mas.Supongo que es mejor que ya no nos veamos y que nisiquiera hablemos. Mentira.
Así ya no tengo a quien decepcionar ni tu tampoco.Así te dejo de importar y tu...me sigues importando.Tan así,que estaría dispuesta a hacerte trabajar para mi,pagándote solamente por que me des un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.