lunes, 26 de enero de 2015

Muero

De pronto se inunda la pieza de lagrimas que no quieren salir.Tengo una tristeza muda en la garganta que no sabe ni decir su nombre,pero aqui la tengo.A veces,no es tristeza.Se trata de una emoción nueva que pareciera como si solo yo pudiese sentirla.Una desesperación,un terror cósmico existencial que me cubre de miedos ridiculos. Miedo a que muera mi mamá,miedo a volverme loca,miedo a que cosas horribles sucedan...Paranoias insomnicas que se burlan de mi y me empujan hacia suelos mal barridos.

Estoy sola,mis amigos son de goma eva,mi mamá pierde el control,no estoy enamorada de nadie.

Intento encontrar respuestas fijas a mis quejas -como ahora,que me autoanaliso esribiendo para mi- y solo encuentro especulaciones fantásticas de mi inmadurez.Charlas conmigo misma que no solucionan nada.De ahi esa tendencia a extrañar mi infancia; mi inmadurez en ese entonces era una fruta lavada por la brisa desde el arbol,sin saber,sin cuestionar.Y ahora,aquí machucada,masticada y rodeada de mosquitos muero por un abrazo de alguien que me entienda.Muero por dormir en ese abrazo al susurro de alguna que otra mentirita piadosa.

Muero...



miércoles, 14 de enero de 2015

Taquicardia.

Pensar que tiene mas de veinte inviernos con mas de veinte mil litros de agua lluviosa mas que las que he presenciado yo.Sus brazos fuertes,sus golpes,la ebriedad sobre su cuerpo,sus besos desesperados,los garabatos de sus paredes,su manera de impactar las vaquetas sobre la batería,su voz,su virilidad.
No acostumbro lamer mis labios imaginando manos fuertes,pero he hallado una excepción...
Lo mejor es que solo busco divertirme,amo ser su juguete y que juegue conmigo.Que me maneje,que me domine con su fuerza como no lo ha hecho nadie.Susurrarle mis secretos en plena oscuridad peligrosa. Oir que le gusta mi piel suave y que me drogue con sus flores en el patio.Que se aproveche de mi inocencia y que de vez en cuando derrita su rudeza en una caricia o una mirada penetrante que me ponga nerviosa.Saber que odia mas cosas de las que ama.Pensar que podría llegar a odiarme.Cuando sus ojos reflejan su destructiva existencia observándome hasta hacerme sentir incomoda.Que sea la viva imagen de que la juventud no es un numero,si no un estilo de vida y una forma de sentir.Sus pensamientos rebeldes,contrarios,disconformes. 
Ni siquiera es su rostro o su estilo,dios,se aleja tanto de mis gustos superficiales.
Es su forma de ser,su cabrona forma de comportarse frente a mi y esas escapadas tiernas que utiliza para intentar hacerme caer en su juego sucio.Porque se que no me toma en serio,no me conoce,no tiene nada que perder ni yo tampoco.

Un capricho,de esos agridulces,como las canciones que me gustan y que me da vergüenza escuchar,me siento vulgar a su lado y eso me produce taquicardia.

Como si esa niña enamoradiza de pronto ardiera en mi lengua de fuego y solo quedase una fantasía roja de mi,un personaje escondido bajo mi cama.Y esa pendeja escapando de la mano con el tiempo,apolillándose de a poco,con sus "no se lo que quiero" devorados por gusanos y lagrimas evaporadas.