miércoles, 8 de agosto de 2012

Comptine d'un autre ete tab


Meanwhile…in theater classes
Así que después de lanzarse sin hacerle caso a la edad, pinocho se deslizó por el resbalin, haciendo chocar su nariz en el suelo, esta se quebró…

                Y todas sus mentiras se difuminaron en el aire, en el piso y en todos los lugares del parque - Dalía.

[Y así fue, mientras sonaba la melodía de Yann Tiersen en el salón, mis compañeras hacían todas lo mismo, lo que nos ordenaron; llenar de besos nuestras manos y lanzar aquellos besos por la puerta colindante al pasillo, el destinatario podía ser cualquier persona. Luego, algo similar…pero teníamos que agarrar nuestros problemas y ataduras simbólicamente con las manos y amasarlas en una bola imaginaria, después, sostenerla con las dos manos y lanzarla con fuerza por el mismo lugar donde volaron los besos.
Ahí fue cuando me di cuenta que yo no era tan diferente, pero claro, esas cosas yo las solía hacer a menudo…actos simbólicos y luego, humectar mis ojos.

Pensé ser la única que soltó una lagrima…entonces, la vergüenza se apoderaba de mi y como pude miraba el pizarrón esquivando mis ojos del resto para que nadie se enterara de mi falta de control, entonces, solo sentí que se enteraron 24 sollozos mas, eran mas escandalosos aun, eran los problemas de las niñas que siempre se ríen cuando llego atrasada, las que me saludan amablemente y me hacen pensar que soy una desgraciada y que debería ser feliz, asi como ellas –aun que lo soy, pero a ellas siempre parece importarle bien poco todo lo que pasa, en cambio yo, peco de observativa y detallista. Sus incógnitos problemas me dañaban los oídos. Algunas se abrazaron y una me abrazo a mi por sorpresa, ya que descuidé mi llanto por oír el de ellas.]


No se por que lloraba yo, porque mis problemas no son importantes (lo asumo,el dolor es obligatorio, pero el sufrimiento opcional).Yo impongo mi inmadurez sufriendo por los motivos a mis risotadas cuando tenga 40 años, quien sabe....

 

 

Pues lloraba por la inseguridad de saber si los besos que lancé habrán llegado a tiempo a su destino o si pinocho, después de deshacerse de su gran y embustera nariz, habrá logrado ser un niño de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.