jueves, 31 de mayo de 2012

Hay muchas formas distintas de ser valiente.

 Se es valiente cuando se piensa en los otros y no en uno mismo, aunque papá jamás ha blandido una espada ni ha disparado una pistola, gracias a Dios, pero ha hecho muchos sacrificios por su familia y ha dejado a un lado muchos sueños.
- ¿Dónde los ha dejado?
- Los ha dejado en un cajón. Y a veces, por la noche, los sacamos y los admiramos. Pero cada vez resulta más difícil cerrar el cajón. Él lo hace. Y por eso es tan valiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opine.